27 nov. 2010

Un rayo

¿Sabes esas cosas que las ves venir? De lejos, con cartel luminoso.

Uno tendría que ir haciéndose a la idea, con tal antelación, y sin embargo, cuando llegan, cuando las sospechas se ven confirmadas, es como si te machacaran, como si nunca hubieras podido imaginarlo. Como si fuera la cosa más improbable del mundo. Un rayo en la tormenta que ha tenido que venir a caer sobre ti.

Pero tú ya lo veías, sabías que tarde o temprano pasaría. Y hete aquí, laméntandote por no haber querido creerlo.

Mierda. Lo vi venir. Lo vi venir desde el principio.

No hay comentarios: