12 may. 2012

Retomar las cosas

Leer. Me acuerdo que de niña me  castigaban por aparecer a la hora de la comida libro en mano, y que era de las que guardaba la linterna cerca para por la noche.

Si alguien ahora viera mi habitación, no podría dejar de notar unos cuantos libros apilados en la mesilla. Son libros empezados, pero que tengo que acabar en algún momento, y qué curioso, me está costando.


Es el caso del último que empecé, y por cierto, con bastante entusiasmo:

"Riña de gatos" de Eduardo Mendoza, Premio Planeta

Un inglés llamado Anthony Whitelands llega a bordo de un tren al Madrid convulso de la primavera de 1936. Deberá autenticar un cuadro desconocido, perteneciente a un amigo de José Antonio Primo de Rivera, cuyo valor económico puede resultar determinante para favorecer un cambio político crucial en la historia de España. Turbulentos amores con mujeres de distintas clases sociales distraen al crítico de arte sin darle tiempo a calibrar cómo se van multiplicando sus perseguidores: policías, diplomáticos, políticos y espías, en una atmósfera de conspiración y de algarada.

Personalmente, me parece buen libro, de esos que me gustan a mí, basado en hechos históricos, personajes históricos, y mezclado con buena dosis de ficción. Describe perfectamente la tensión, el ambiente del momento, España dividida, y hace especial énfasis en el papel de José Antonio Primo de Rivera. Describe también las escenas más cotidianas, así como los cuadros en torno a los cuales gira la historia.  

Todo ello, junto con un protagonista que me cayó simpático, y cuyo final aún desconozco.
He leído por ahí a muchos que dicen haberse sentido defraudados por el desenlace del libro, yo solo digo que esta noche ataco!

6 may. 2012

Más de un año

Hace ya más de un año que no escribo lo que pasa por mi cabeza, puede que por que no pase nada demasiado interesante, o puede que por comodidad. Porque cada vez que escribía mis frustraciones y mis esperanzas, se hacía necesario pensar en ellas, recordar cada detalle.
Sí, me he tomado un buen descanso, y me ha sentado bien. Summer is coming.